REFLEXIONES GENERALES SOBRE DANZA Y TECNOLOGÍA

  • Posted on: 10 July 2010
  • By: hayde

En un mismo fin de semana dos hechos ocurridos en la UNAM, hacen necesaria una reflexión general sobre lo que implica la vinculación de la danza con las nuevas tecnologías. Por un lado, en el Salón de Ensayos se presentó un maratón de improvisaciones bajo el título Instantáneas, cuya idea general estuvo a cargo de Evoé Sotelo y por otra parte en la Sala Covarrubias se presentó la obra UMO Un mundo dónde…, con la Compañía Magali y Didier Mulleras. En ambos casos se trataron de propuestas en donde las nuevas tecnologías tienen un papel central. Sobre el tema mucho se ha escrito, conviene referirnos a algunas ideas centrales.

1. En la historia humana, toda transformación artística está asociada a una transformación en la tecnología. (Brea) Las transformaciones en el arte dan cuenta de transformaciones en el mundo, pero sobre todo son el reflejo de nuevas maneras de pensar el mundo.
2. Las experiencias y transformaciones que tienen lugar en el ámbito del arte que emplea los nuevos medios digitales y de telecomunicación suponen cambios radicales en los procesos creativos, la percepción y la estética. (Giannetti). Lo que nos importa es no cuánta tecnología se usa, sino cómo a partir de ésta se ha transformado la producción, la distribución y la percepción del arte.
3. En el nuevo arte lo que se busca es potenciar la experiencia del espectador, ya no es más un espacio de exclusividad para la expresión del autor y los intérpretes. (Piscitelli). Las tecnologías asociadas a la comunicación aumentan el ver y el oír. En los más recientes artefactos lo que se refuerza es la experiencia kinética. El espectador tiene un lugar central en las nuevas experiencias artísticas, ya no es un ente pasivo. Se busca una experiencia estética total que llegue al espectador a través de todos los sentidos. El autor se diluye y da paso a la obra como proceso.
4. Lo que interesa no es el carácter instrumental de la tecnología: un hacer del hombre para ciertos fines. (Heidegger). Interesa cómo a partir de ella se modifican las nociones de ser y de cuerpo. La nueva danza exige una nueva noción de bailarín, en donde lo biológico dialogue con lo tecnológico, de otra manera es usar nuevos medios para colocar viejas ideas.
5. La danza debe ser analizada como parte del arte contemporáneo y no como un espectáculo. (Rosenberg). Con ello queremos decir también que un coreógrafo debe ser consciente de dónde se inserta su obra. También queremos decir que la danza entonces está sujeta a una reflexión filosófica.
6. En el arte, la confluencia del cuerpo y la tecnología, permite hacer de lo corporal una permanente denuncia de los usos de la tecnología y asume que el discurso científico no es neutral ni transparente y que la técnica no tiene solamente una cara: la instrumental, sino que también es portadora de connotaciones ideológicas. El arte entiende que el cuerpo es el resultado de la acción del poder a través de la tecnología, en términos de Foucault. Por ello surge la necesidad de otras formas de entrenar al cuerpo del bailarín y otras maneras de pensar su estar sobre la escena. Nuevos medios con viejas nociones de la representación y del movimiento son ideas contradictorias en sí mismas.
7. Una curaduría en el arte lleva implícita la tarea de revelar al espectador las posibles relaciones entre diversas piezas, contrastar visiones, aportar perspectivas nuevas desde la cuales comprender un conjunto de obras. Es un trabajo analítico y de investigación.
La necesidad de una reflexión a fondo sobre lo que está ocurriendo con la danza como práctica artística, haga uso o no de la tecnología, es urgente de otra manera o bien su práctica se torna en un uso sin sentido de los medios tecnológicos, parafernalia pura o en acontecer anacrónico y vacío de significaciones para el espectador.