ÁNIMA

  • Posted on: 8 October 2010
  • By: hayde

Hayde Lachino

“…El teatro es una forma comunitaria ejemplar…” (Jacques Rancière)

Las artes escénicas y el arte en general se encuentran a la búsqueda de nuevas relaciones con sus posibles espectadores, de nuevas formas de entender el proceso creativo. Unas rompen con la narrativa lineal y causal que determina las lecturas del relato y que por ello establece, al mismo tiempo, una relación unidireccional del discurso: del autor hacia el espectador; otras, al explorar nuevos usos escénicos del espacio, proponen otras disposiciones del espectador y con ello multiplican los puntos de vista de la obra y generan tantas interpretaciones de lo que se ve, como lugares posibles desde los cuales ver; otras más buscan una participación más activa del espectador y lo involucran en la articulación de la acción; pero sin duda alguna, lo que todas estas experimentaciones tratan, a final de cuentas, es la de volver a hacer del espacio escénico un lugar sagrado, en donde el “nosotros” vuelva a tener sentido.

Ánima, de Magdalena Brezzo es una obra que surgió de una necesidad personal de su autora por indagar el sentido contemporáneo de ciertos conceptos tan importantes para nuestra cultura, en este caso Alma.
Durante cada una de las funciones de Ánima, se lleva a cabo un chat que sostienen tres o cuatro personas ubicadas en diferentes puntos del planeta y entre ellos dialogan sobre lo que hoy en día puede significar tal concepto; músicos, bailarines, filósofos, fotógrafos, escritores, etc., han sido convocados. Este chat es proyectado sobre una pantalla que se encuentra ubicado en la escena y el cual es visto por los espectadores en diferentes momentos clave de la obra.
Muchas y muy importantes inquietudes han quedado plasmadas en estos diálogos, quizá el que más énfasis ha tenido es la idea de que los tiempos presentes son la clara muestra de un colectivo humano que ha perdido el sentido de la vida, que ha extraviado el rumbo, porque no ha logrado dar respuesta a las crecientes necesidades humanas, entendidas éstas no en términos de riquezas y poder, sino de un feliz estar sobre la tierra para todos y todas.
Otro aspecto fue colocado en uno de los chats por el dramaturgo mexicano Luis Mario Moncada al contar cómo en los últimos tiempo ha sido testigo de gente que llora frente a una representación como nunca antes le había tocado presenciar, una tesis fue lanzada: quizá es la necesidad de expresar nuestro dolor, nuestro desconcierto ante el horror que estamos viviendo en el país. Es probable que por ello hablar del alma tenga hoy en día un profundo sentido: devolver a la vida su carácter sagrado y ético.
Quienes participan en los chats, son concientes de que su participación forma parte de la puesta en escena, son co-intérpretes de la obra, junto con los bailarines. Con ello las significaciones se multiplican, ya no se trata de un discurso único ni unidireccional que genera el autor, al abrir la discusión a muchos otros, en cada función se general capas de sentidos que enriquecen la propuesta.
Por otra parte Ánima es una obra que revela a una coreógrafa madura, con un pensamiento complejo de la escena, el discurso de movimiento genera sentidos; hay una economía de elementos; en un espacio delimitado y relativamente pequeño del escenario genera contrapuntos, profundidad de campo, perspectivas; apuesta por la abstracción; lo “bonito” ceder su lugar a lo significativo y con ello logra momentos realmente sublimes.
Los intérpretes, Francisco Córdova, Flor Garfias y Tlathui Maza está en un buen momento de su carrera, no sólo han alcanzado un alto nivel como bailarines, sino que además son la encarnación de la poética personal de Magdalena o mejor aún, de Camerino 4, porque Ánima es el resultado de un proceso en donde bailarines y coreógrafa se encuentran para darle sentido al hacer danza, sentido que se completa con la presencia del espectador.

(El video de Ánima que se muestra aquí, fue tomado por la Dirección de Danza de la UNAM durante la función del 3 de octubre de 2010 en la Sala Miguel Covarrubias).

Iniciohref="http://www.haydelachino.info/">